Las aventuras de Goyo. El misterio de la momia número 8

El Museo Canario

Las aventuras de Goyo. El misterio de la momia número 8 :: El Museo Canario

La Sociedad Científica El Museo Canario ha dado a conocer la publicación del cuento Las aventuras de Goyo. El misterio de la momia número 8. Se trata de un libro destinado al público infantil y juvenil, y en él se presentan algunos aspectos importantes de la vida de los antiguos canarios a través de la visita al centro museístico.


Los textos de esta nueva publicación son obra de Luis Regueira Benítez y de Mario Regueira Orihuela, y las ilustraciones son acuarelas de la pintora Mercedes Ley Florit, que se estrena como ilustradora con esta obra. El cuento, que ha sido editado con la colaboración de la Fundación Disa, servirá además como herramienta educativa dentro del proyecto “Guías por un día”, destinado a alumnos de primaria, ESO y bachillerato.


A lo largo de sus 80 páginas, El misterio de la momia número 8 presenta la particular investigación de un niño, Goyo, sobre la identidad perdida de una momia que durante un tiempo ha sido identificada como la del rey Artemi. Goyo recorre en su investigación las salas de El Museo Canario, en las que va aprendiendo cómo vivían los antiguos canarios al tiempo que va resolviendo sus preguntas sobre esta singular momia.


Luis Regueira, bibliotecario de El Museo Canario, contó con la colaboración de su hijo Mario, que acaba de cumplir diez años, para abordar la creación de una historia que pudiera servir como guía para visitar la exposición permanente de esta institución, pero que al mismo tiempo mantuviera el interés de los lectores mediante un argumento atractivo para el público infantil y juvenil. A ello contribuyen también las acuarelas de Mercedes Ley, que recrean a los personajes de la historia y los elementos más característicos del museo con un estilo alegre y colorido.


El proyecto “Guías por un día”, desarrollado por El Museo Canario para favorecer el aprendizaje multidisciplinar en colaboración con los centros educativos, utilizará este cuento en las aulas de primaria como recurso didáctico, ya que su lectura permitirá a los alumnos preparar con antelación su visita al museo y afianzar con posterioridad los conocimientos adquiridos. Del mismo modo, la institución cultural recomienda a las familias la lectura del cuento, ya sea durante la visita al museo o en el ámbito doméstico, como una manera lúdica de acceder a los conocimientos sobre los antiguos habitantes de la isla de Gran Canaria.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Si continúa usando nuestro sitio, consideramos que acepta el uso de cookies. Para saber más sobre las cookies que utiliza este sitio y cómo eliminarlas, consulte nuestro Aviso Legal.